Vignemale (desde Panticosa)

Ibon Batanes

Ibón de los Batanes

Este se trata de un recorrido verdaderamente original. Se trata de subir a uno de las más grandes cumbres pirenaicas desde el Balneario de Panticosa, dotando así a la ascensión una dificultad añadida, pero también nos iremos con la satisfacción de haberlo ascendido conociendo un entorno sin igual.

Durante la travesía, conoceremos los Ibones de Brazato, el nacimiento del río Ara, la vertiente norte del Vignemale, y la espectacular lengua glaciar de Ossoué.

En principio, pasaremos dos noches en el Refugio de Oulettes de Gaube, situado bajo la cara norte del Vignemale, e incluso cabría la posibilidad de alargar la travesía un día más y hacer noche en el Refugio de Bujaruelo, para después acabar en el pueblo de Panticosa y así poder dar la vuelta al Macizo del Vignemale.

Eso sí, hay que tener en cuenta que serán largas jornadas montañeras, de unas 8 a 10 horas de duración, pero la satisfacción de alcanzar la cumbre de esta manera lo merece.

vignemale

Cara norte del vignemale

Puerto Bernatuara

En el Puerto de Barnatuara, vertiente de Buajruelo.

Duración:

3 jornadas de unas 8 – 10 horas de duración.

(Si se quiere dar la vuelta al macizo, preveer una jornada más)

Dificultad:  Media

Se trata de un recorrido largo, en el que, para llegar a la cumbre del Vignemale es necesario progresar por nieve y superar un tramo de escalada fácil.

Epoca:

Todo el año, según condiciones. En invierno es aconsejable con esquís de montaña.

Requisitos:

Estar en buena forma y acostumbrado a largas jornadas de montaña.

Tarifas:

Desde 225 €/persona

*Para otros grupos consultar.