Mont Blanc

Esta vez sí que hubo más suerte. Parece que Juan trajo el buen tiempo desde Madrid y conseguimos cumplir todo lo previsto:

Aclimatación en el refugio Torino, haciendo la travesía de las Aiguilles Marbrées, la Aiguille de Toule y la Petit Flambeau.

Después, nos pusimos rumbo al Mont Blanc, con un sabor un tanto especial: durmiendo en tienda de campaña y partiendo caminando desde Bellevue, lo que suma dificultad al recorrido.Esta vez, nada se interpuso, y pudimos vivir juntos la magia del amanecer en el techo de los Alpes.Enhorabuena Juan!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s